6 de noviembre de 2012

Policía asesinó a su ex mujer en un comisaría cuando ella iba a denunciarlo

Ocurrió en la ciudad misionera de Puerto Iguazú, esta madrugada. El hombre le disparó con una escopeta dentro de la dependencia y luego huyó. Tenía orden de restricción del hogar por denuncias anteriores.

Un policía mató esta madrugada de un disparo de escopeta a su ex mujer en el interior de una comisaría de la ciudad misionera de Puerto Iguazú, a la cual la víctima había acudido para denunciarlo por violencia de género.
El asesino irrumpió en la oficina en la que la su ex pareja realizaba en ese momento la denuncia, se enfrentó con dos colegas mujeres y una vez cometido el crimen, huyó en una moto de su propiedad, aunque minutos más tarde fue detenido.
El increíble episodio que derivó en el crimen, comenzó a gestarse cuando la mujer llamó a la Policía para avisar que su ex pareja, un integrante de la fuerza al que ya había denunciado y sobre el que pesaba una medida cautelar para mantenerlo alejado de su domicilio, le estaba tocando el timbre, en su domicilio del barrio La Unión.

Según indicaron voceros policiales, fue entonces cuando se decidió enviar personal policial al lugar, donde encontraron a la ex pareja de la víctima, el suboficial Mario Muga (44), del área de Comunicaciones, parado en el portón de acceso.
De acuerdo con lo indicado, se esperaba que el personal policial recibiera de parte de la mujer -identificada como Mariela Sandra García (39)- una nueva denuncia y de esa manera se renovara la restricción cautelar, que ya se había vencido.
La mujer fue trasladada a la dependencia policial y cuando realizaba la denuncia, cerca de las 0:30 de la madrugada, Muga irrumpió en el lugar con una escopeta, amenazó a sus dos colegas mujeres y disparó contra su ex pareja, que cayó muerta.
El asesino escapó en su moto, pero tras un operativo en el que se lo buscó por distintos sectores de la ciudad, fue detenido cerca de las tres de la madrugada, sin oponer resistencia.
El oficial Daniel Molina, de la Policía local, aseguró que en el momento en el que se produjo el hecho sólo había en el lugar dos mujeres policías, que no pudieron controlar a Muga, un hombre al que describió como "corpulento y con mucha fuerza física".
Según pudo saberse, Muga contaba con varias denuncias por parte de la víctima y no poseía su arma reglamentaria desde que había sufrido un robo.
Fuente: El diario de la República
Nota sin edición

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...